02 de Febrero de 2024 - 21:06

Inquietud en la Aduana porque suena para un cargo clave Santiago Vergara Rossi, uno de los funcionarios a los que se le “escaparon” 23 toneladas de cocaína

Se habla de su llegada a la estratégica subdirección de Control Aduanero, en reemplazo de Diego Figueroa. Hace casi tres años, 23 toneladas de cocaína pasaron por el Puerto de Buenos Aires, y quedaron allí dos días, sin ser detectados, lo que sí ocurrió en Europa. Este funcionario ocupaba uno de los tres departamentos de la Dirección de Investigaciones. Los otros que estaban allí no ocupan hoy lugares importantes, pero Santiago Vergara Rossi busca reinventarse.

El 23 de febrero de 2021, en dos puertos europeos de los más importantes -Hamburgo, Alemania, y Amberes, Bélgica- se detectaron 23 toneladas de cocaína, de las cuales por lo menos 16 habían sido cargadas en el Puerto de Buenos Aires. La ruta de la droga, que sólo fue investigada y detectada en Europa, no en Latinoamérica, fue la siguiente: Asunción (Paraguay) y Santos (Brasil)-Buenos Aires-Hamburgo y Amberes.

La historia tiene detalles que increíblemente a la dirección de Investigaciones de la Aduana se le pasaron en ese momento por alto. Por ejemplo, que el buque San Artemissio, de bandera panameña, estuvo varado en Buenos Aires entre el 11 de enero, proveniente de Santos, y el 13 del mismo mes, cuando puso rumbo a Europa. A ese buque ya se le había incautado droga en ocasiones anteriores, incluyendo 233 kilos de cocaína en el mismo puerto brasileño desde el cual llegó esa vez a Buenos Aires, el de Santos. 

El ordenamiento de la Aduana, que tuvo que esperar un tiempo más, hasta el relevo de Silvia Traverso por Guillermo Michel, provocó que los responsables directos de ese hecho fueron corridos a lugares menores. El director de toda el área de Investigaciones, Augusto Catoggio, hoy en la Zona Franca de La Plata. A su vez, en ese momento, Investigaciones se dividía en tres departamentos: Investigaciones, Narcotráfico e Inspecciones Generales.

Por supuesto, la mayor responsabilidad fue propiamente de Narcotráfico, cuyo jefe era Rubén Ramos. Pero también falló Investigaciones, así como Investigaciones Generales, a cargo de Santiago Vergara Rossi. En todo caso, la lógica de no premiar luego a los responsables de semejante omisión o negligencia, podría romperse si Vergara Rossi es premiado nada menos que con la estratégica subdirección general de Control. Más aún, en un gobierno libertario que muestra a diario los resultados positivos de su lucha contra el narcotráfico.

 

Perfil alto y viajes caros

 

A mediados de 2022, en medio del cambio de mando en la Aduana, la mayoría de los funcionarios se quedaron esperando nuevas directivas. La vuelta de Guillermo Michel al organismo, en reemplazo de Silvia Traverso, significó un cambio radical. Sin embargo, Vergara Rossi y Catoggio fueron la excepción, tomándose las cosas con mayor relajo. Según diversas fuentes, estaban de viaje por Miami. Tanto en la soleada ciudad estadounidense, como en sus incursiones a Brasil, los dos habrían exhibido niveles de gastos muy por encima de sus sueldos, lo que generó advertencia de algunos amigos sobre la conveniencia de semejante exposición.

Lo más increíble es que, luego de ello, Vergara Rossi fue premiado -en octubre de 2021-como jefe de la Aduana de Ezeiza.  Allí, en lugar de continuar el trabajo de Rosana Lodovico, máxima autoridad del organismo, Vergara Rossi se dedicó a entronizar gente propia. Ese fue el caso de Alejandra Natalia Rodríguez, que formó parte de su equipo que no detectó las 23 toneladas de cocaína, y a pesar de ello la designaron como jefa de Courier en Ezeiza.

La jefatura de Vergara Rossi en Ezeiza duró poco, terminándose el 4 de noviembre del 2021. Sus antecedentes en Investigaciones pesaron para ello, como también algunos problemas personales que dificultan una gestión disciplinada y metódica. Sin embargo, hoy redobla la apuesta postulándose para una de las 4 subdirecciones de la Aduana, quizás la más importante.

Comentarios